Bugatti EB110: una variante Super Sport en condición inmaculada

En marzo próximo saldrá a subasta una de las pocas unidades del EB110, un bólido de principios de los noventa y que puso fin a más de 35 años de inactividad, cuando la firma francesa sucumbió ante la crisis de la posguerra.

La historia de este fabricante es ampliamente conocida, un diario de vida en el que se aluden ejemplares extraordinarios, como el Type 59 de Grand Prix o el invaluable Type 57 SC Atlantic, por nombrar algunos dentro de un vasto catálogo. Por desgracia sus distinguidas creaciones no impidieron que la marca entrara en una profunda crisis económica, a mediados de los cincuenta, colapso que la hizo desaparecer por más de 35 años.

El periodo de inactividad duró hasta 1991, cuando el empresario italiano Romano Artioli adquirió los derechos de la compañía e inauguró su nuevo centro de operaciones en la ciudad de Módena, Italia. De ese esfuerzo surgió un espectacular deportivo denominado EB110, nombre que señalaba al fundador de la marca… Ettore Bugatti y la edad que cumpliría el mentado personaje en 1991.

El desarrollo del Bugatti EB110 comenzó en 1987, cuando Artioli tomó la marca, y en 1991 el primero de estos súper deportivos de aquella época fue presentado en sociedad. Este bólido, que se dio el lujo de moverle el piso a los también exuberantes Ferrari F40 y Lamborghini Countach, se fabricó entre 1991 y 1995 sumando un total de 139 unidades puestas en las manos de sus propietarios.

Al final de cuentas los números no fueron los esperados, y en septiembre de 1997 Bugatti se declaró en bancarrota… una vez más, para un año más tarde ser adquirida por el Grupo Volkswagen, que es su actual propietario y el responsable del surgimiento de una exquisita raza de ejemplares de alto performance; pero no hablaremos de eso en esta crónica.

La noticia que nos motiva, es que en marzo próximo una de las pocas unidades existentes e inmaculadas del EB110 será subastada por RM Sotheby’s en un exclusivo evento en Amelia Island, Estados Unidos; se estima que dicho Bugatti podría superar los 2,2 millones de euros.

Ya de por sí los EB110 son especiales, no obstante se trata de un prototipo designado con los apellidos Super Sport, anunciándose que se trata de una variante fabricada en 1994 y que porta el número 12 de esa camada tan especial; en el odómetro se indican 1.095 km, lo que hace presumir que se trataba de una unidad destinada a exhibiciones.

El Bugatti EB110 está equipado con un bloque motriz V12 de 3,5 litros que desarrolla 560 CV, gracias a la acción de cuatro turbocompresores; la transmisión es mecánica de seis velocidades y la tracción es integral permanente.

Según la ficha descriptiva publicada por la entidad subastadora, este bólido puede alcanzar 351 km/h y va de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos. Su actual propietario (o custodio), desde 2015 que lo mantiene bajo estrictos cuidados en la ciudad de Chicago.